.

Búsqueda personalizada

viernes, 22 de enero de 2016

Danzas de ancash

Danzas Típicas:


Cada pueblo ancashino tiene en su folclor numerosas y variadas danzas; y otras que son comunes al folclor serrano del país, pero con determinados ingredientes originales como el huayno, la marinera el pasacalle, el carnaval, etc. Las danzas típicas de la región son: 

Antihuanquillas.- Danza efectuada por 10 o 12 bailarines que visten una mitra ornada con flores artificiales de colores, máscaras metálicas policromadas, un poncho pequeño, un chaleco de tela oscura y un pantalón azul. Tienen un significado apegado a las guerras incas. Etimológicamente proviene de la palabra “anti – envolvimiento”, es una danza tipo Huanquilla pero traída por los hombres del oriente peruano.


Wancas o Wanquillas.- Danzan en el rompe y entrada, en el día central, y en la octava por calles y plazas con mudanza y música tradicional. Los danzantes son los que participan directamente en número de par de ocho, doce o más con vestimenta multicolor.


Shacshas.- Es interpretada por un aproximado de 10 a 20 danzarines y un cautivo en el centro, el cual viste una gorra o atuendo con espejitos o lentejuelas, una cabellera postiza con rulos, una blusa de mujer con vueltas y blonda, pantalón de colores con sus canilleras. Esta danza representa una sátira, en la cual se muestra como los negritos celebran la navidad por un permiso concedido por el señor hacendado. Se dan festejos jubilosos e interminables.


Cuadrillas.- Simula la lucha de dos tribus. Los salvajes pretenden raptar a la hija del duende, los anima la caja y pinkullo, mientras que a la capitana la detienen sus padres y las pallas son alentadas por el arpa y el violín.


Los Atahualpas.- Danza actual traída por los paramongas. Disfraces multicolores con pieles rojas, con un penacho de plumas de pavo que cubre desde la cabeza hasta la espalda, blusa de colores pañuelos y faldas con flecos.


Los Negritos.- Baile satírico, realizado por 8 o más personas. Tiene un acompañamiento de arpa, violín y trompetas con sordina (instrumento para moderar el sonido). Su disfraz compuesto por un terno negro, sombrero adornado con flores artificiales, máscara de madera o cuero. Bailes y pantomimas y las llamadas representaciones.


La Chuscada Ancashina.- Es alegre y bailable, se combina con el pasacalle, la marinera y el triste, Muchas danzas tienen expresiones de la vida incaica y virreinal; otras representan la guerra y la conquista. 
Es importante resaltar que la vestimenta de las “Pallas de Corongo” fue ganadora del concurso Miss Mundo 1982; se dice que la mujer corongina luce estos hermosos vestidos porque era para pedirle al inca perdón por los errores cometidos, ofreciéndole en su pechera todos sus tesoros guardados para su absolución.

jueves, 9 de febrero de 2012

La Chuscada Ancashina

Fuente: Un Día como Hoy en Huaraz
Por: Jose Antonio Salazar Mejía
El huayno es la mejor expresión del festivo espíritu de los peruanos del Perú profundo. Este baile de pareja tiene origen prehispánico y con el correr del tiempo ha adquirido matices propios en cada región del Perú. Así tenemos al huayño cusqueño, la pampeña arequipeña, el huayno tunantero del centro del país, la chuscada ancashina, etc, cada uno con sus propias características tanto en su ejecución musical como en su forma de bailar.
Basta tener un poco de oído musical para diferenciar un huayno puneño de uno del Cusco; como no confundir un huayno arequipeño de uno ayacuchano; o establecer claras diferencias entre un huaynito cajamarquino con uno ancashino.
En nuestra tierra, hasta el siglo pasado los compositores aún establecían alguna diferencia entre el huayno y la chuscada. Entendían que el huayno ancashino era más "de salón", mientras que la chuscada era propia de los campesinos.
Arribamos al siglo XXI con una confusión generalizada al respecto. Muchos piensan que la palabra "chuscada" es una expresión despectiva y consideran que el huayno ancashino es el baile típico de la plebe, "de los chuscos". Craso error que ha sido debidamente esclarecido por investigadores como Américo Portella Egúsquiza, Efraín Rosales Alvarado, William Tamayo  Angeles, y los hermanos Luis y José Antonio Salazar.
"El Canto del Cuculí encendido" de Efraín Rosales 
es un gran homenaje a la chuscada ancashina
Históricamente, se atribuye a Simón Bolívar el otorgamiento de este título, quien en 1824 residiendo en Caraz mientras preparaba la campaña libertadora que culminaría en Junín y Ayacucho, vio bailar a unos campesinos del lugar un huayno de rompe y raja y soltó este comentario "¡qué chusco!"
Revise usted cualquier diccionario y en español castizo el significado de "chusco" es "que tiene gracia y picardía". Y precisamente el huayno ancashino o "chuscada" se baila con enorme gracia y picardía.
La chuscada ancashina es la máxima expresión del baile mestizo de la región Ancash. Portella, en su estudio publica un grabado del siglo XIX que con el título "el chusco" muestra a dos campesinos bailando, de modo que el baile ya se conocía como tal desde hace más de 150 años.
Repasemos las características de nuestra chuscada ancashina.
La chuscada ancashina se baila con pañuelo, obligatoriamente, pues es el elemento que le da el toque de elegancia con sus múltiples evoluciones.
Mientras el conjunto ejecuta "la entrada" de la chuscada, que es instrumental, los varones van pañuelo en mano a solicitar anuencia a la pareja para iniciar el baile.
El cantante va entonando los versos de la chuscada mientras las parejas ejecutan el paseo con mucha prosa alternándose de lugar y girando sobre sí mismos.
Cuando viene la fuga, la música se acelera y el verso es cantado con energía, al tiempo que la pareja inicia un frenético zapateo donde salen a relucir la sapiencia y la pericia para "sacar viruta al piso".
"Los Hermanos del Ande" grandes intérpretes 
de la chuscada ancashina 
Lo que más caracteriza a la chuscada ancashina es que se toca y baila en tres partes consecutivas; es decir, son tres canciones las que se ejecutan y se conocen como "primera", "segunda" y "chico". Como los discos antiguamente se grababan en carbón o acetato y podían durar un promedio de tres minutos, las clásicas grabaciones de la "Pastorita Huaracina", "El Jilguero del Huascarán" y el conjunto "Atusparia" eran de una sola canción por disco, tergiversando la naturaleza de la chuscada ancashina
Recién con la aparición del cassette en la década de los 70 se escuchan las primeras grabaciones de chuscadas en su versión original. Pionero en este tipo de grabaciones fue el Conjunto "Los Hermanos del Ande".
Finalmente, luego del "chico", el conjunto musical ejecuta "el remate", que es una fuga más acelerada, generalmente instrumental, lo que exige de las parejas de bailarines mayor esfuerzo y energía. Realmente, en "el remate" se echa el resto y gana el varón o la mujer que puede aguantar su frenético ritmo.
Que disculpen los cultores de la marinera, pero, ¡no hay como la chuscada ancashina!
Vean cómo se baila un "remate" en este enlace: